eldiario.es

04/06/2017

En la XXX marcha para el desmantelamiento de esta instalación militar, los organizadores advierten a los partidos políticos que “las declaraciones contra el polígono son necesarias, pero no suficientes”

Como cada primer domingo de junio desde hace 30 años, una manifestación antimilitarista ha pedido el desmantelamiento del polígono de tiro de Bardenas. Decenas de personas han recorrido los cerca de 4 kilómetros de camino entre el paraje Los Aguilares y las inmediaciones de la entrada de esta instalación militar, enclavada en el Parque Natural de Bardenas. Tres décadas de constante reivindicación antimilitarista que se han recordado en esta ocasión rebautizando la marcha como “la penúltima”, ya que el próximo año toca renovar el convenio entre el Ministerio de Defensa y la Junta de Bardenas para el uso del polígono de tiro, y los organizadores de la marcha confían en que es la mejor ocasión para acordar el cese de la actividad militar en Bardenas.

La marcha, convocada por la Asamblea Antipolígono, ha contado este año con el apoyo de Geroa Bai, Podemos, Izquierda-Ezkerra, Chunta Aragonesista, Barcelona en Comú, Equo, EKA-Partido Carlista y Libertate Nafarroa, entre otras organizaciones políticas. También han dado su apoyo los sindicatos CCOO, ELA, Steilas, ESK, EHNE o Solidari.

A todos ellos se han dirigido los organizadores de la marcha para recordarles que, además de su apoyo, el desmantelamiento del polígono de tiro requiere de su acción política. “Estamos en el ecuador de la legislatura y es necesario dar pasos concretos en el sentido propuesto por la Asamblea Antipolígono ante el Parlamento de Navarra hace más de un año, elaborando un plan de trabajo para que el Gobierno navarro juegue un papel mediador y de presión en el trabajo por el desmantelamiento del polígono de tiro de las Bardenas”, señalan desde la organización convocante. “Las declaraciones contra el polígono de los partidos que forman el Gobierno son necesarias, pero no son suficientes”, aclaran. Han pedido además al Ejecutivo foral que elabore un calendario de trabajo con la comunidad de Bardenas y el Estado para acordar pasos por el desmantelamiento de esta instalación militar en Bardenas.

Según la Asamblea Antipolígono, Bardenas adquiere “gran importancia para los gobiernos de occidente en el escenario de guerra”. “Hemos comprobado que de un tiempo a esta parte se han intensificado maniobras militares, en muchos casos con fuego real, y observamos una tendencia clara a aumentar los experimentos por la demanda que surge del incremento de las operaciones militares en el mundo”, indican.

Ante ello, exigen el inmediato desmantelamiento del polígono de tiro, “al margen de los plazos y acuerdos existentes, porque hemos de ser conscientes de que la gravedad que está adquiriendo el escenario bélico en los últimos tiempos nos hace más vulnerables que nunca y aumentan los peligros para la población colindante”.

Anuncios