Queridos Carlistas:

Aunque no presente físicamente, estoy con vosotros en esta efeméride.

Son fechas fundamentales para el Carlismo en su Historia y también para la vida de cada uno de nosotros.

Así, tanto el juramento de mi Abuelo Don Javier en Guernica, hace 80 años, como la primera intervención de mi Padre Don Carlos Hugo en Montejurra, hace 60 años, marcan, tras el fallecimiento de ambos, mi propia Legitimidad, mi propia responsabilidad, y mi propio compromiso al frente del Carlismo.

Hoy, teniendo como testigo, aunque yo esté ausente, el Cristo de Montejurra, quiero renovar solemnemente mi adhesión a la Tradición, a una dinámica, que arrancando del tetralema histórico está representada por el Carlismo moderno en su propuesta democrática y federal, en su propuesta ecologista y social. Sus planteamientos son absolutamente necesarios en el momento actual.

Junto a mí, os pido que renovéis vuestro compromiso en este Montejurra 2017 al Carlismo de ayer, al Carlismo de hoy, al Carlismo de siempre.

Tenemos que labrar juntos unas Españas libres, unas Españas justas y unas Españas en paz.

A ti, Feliciano, carlista ejemplar, alcalde ejemplar, te nombro Oficial de la Real Orden de la Legitimidad Proscripta.

Anuncios