La Asociación 16 de Abril, que agrupa a los carlistas legitimistas de los pueblos de Las Españas, quiere expresar públicamente su oposición al proyecto de instalar una planta de tratamiento de lodos en Azqueta, en la falda de nuestro querido Montejurra, así como manifestar su adhesión a la plataforma vecinal «Salvemos Montejurra-Jurramendi Salba Dezagun», que ha surgido durante los últimos días en Tierra Estella y que está dando un ejemplo de autoorganización popular.

Consideramos que la actuación del Ayuntamiento del Distrito de Igúzquiza, rechazando el proyecto y exigiendo al Gobierno de Navarra la búsqueda de una alternativa, ha sido totalmente acertada. También valoramos positivamente que a esta iniciativa se hayan sumado otros ayuntamientos como los de Estella-Lizarra, Lodosa, Luquin, Barbarin, Murieta, Abáigar, Villatuerta, Ayegui o Arróniz, junto con entidades como el Consorcio Turístico de Tierra Estella.

El proyecto de gestión de lodos pretende obtener tierras para uso agrícola a partir de la mezcla de lodos de procedencia no definida y tierras de excavación. Sin embargo en los cálculos del proyecto, que no caracteriza precisamente por su transparencia, no se incluyen las graves consecuencias que implicaría su desarrollo material tanto en el medio ambiente como en la calidad de vida de las personas:

– Contaminación del subsuelo y de los acuíferos por los elementos disueltos y el arrastre de materiales en días de lluvia. Los factores contaminantes son principalmente metales pesados, nitritos y nitratos (peligrosos para la fauna piscícola y sus depredadores), además de hongos y bacterias, que participan en el proceso del compostaje.

– A las tierras obtenidas se les pretende dar un uso agrícola. Pero los sustratos o enmiendas previstos contienen un nivel elevado de Cadmio, elemento que si bien no es tóxico en la planta si lo es en el consumidor.

– Modificación de la topografía: los movimientos de tierras realizados para la actividad han modificado los cursos naturales del agua, compactando el suelo y favoreciendo la erosión, lo que ha provocado la apertura de nuevos cauces por los que el agua baja a gran velocidad arrastrando materiales, con destino final al río Ega.

– Olores. Los lodos de depuradora emiten fuertes olores, derivados de los gases que se generan en la descomposición de la materia orgánica.

– Polvo: El tránsito de vehículos por los caminos de acceso a la instalación, así como de los que circularían dentro de la misma, generará un importante aumento de los niveles de polvo.

– Turismo: El proyecto distorsionaría negativamente el atractivo turístico que hoy posee Montejurra, una zona de elevado valor paisajístico e histórico.

Madrid, a 20 de Marzo de 2017

Anuncios