izquierda-ezkerra_logo-svg

Estella Digital

09/12/2016

(Desde Espacio Legitimista Carlista no podemos recoger esta noticia sin señalar que consideramos que los dirigentes de la coalición navarra formada por Izquierda Unida y Batzarre no han debido de molestarse en visitar siquiera el llamado Museo del Carlismo. La lamentable exposición permanente dista mucho de presentar al carlismo como una víctima del franquismo o como un movimiento popular, y requiere una revisión profunda no solamente en su parte final sino en su conjunto global. Y por supuesto que no tenemos ningún problema en que se señale cual fue la participación real del carlismo dentro de la actividad represiva del bando sublevado, solamente la verdad nos hará libres, pero que no nos hagan pasar por “carlistas” a los francojuanistas de boina roja y camisa azul, como ocurre actualmente.

Es llamativo que durante los seis años que han pasado desde que este Museo abrió sus puertas Izquierda-Ezkerra no haya protestado nunca, pues por ejemplo la CTC, que tan poco les gusta, por decisión de UPN ha estado presente desde el primer momento en el Consejo Consultivo. No menos llamativo es repasar la hemeroteca y ver que esta iniciativa de Izquierda-Ezquerra, después de seis años de absoluto silencio, se produce pocos días más tarde que la apertura de una exposición temporal sobre Montejurra que aportaba una visión nueva sobre aspectos históricos totalmente ignorados hasta ahora en el Museo.)

La coalición de izquierdas ha pedido una revisión de los contenidos y del Consejo Asesor del Museo del Carlismo, con el objetivo de que “esta infraestructura cultural sea fiel a lo protagonizado en Navarra por el Carlismo, especialmente durante la Guerra Civil”

A juicio de Izquierda-Ezkerra “no se puede presentar al Carlismo sólo como víctima o como movimiento popular de disidencia social  cuando fue el principal responsable de la matanza de cientos de navarros y navarras en 1936”.

“Esa idea romántica e idealizada del Carlismo casa mal con la realidad, con la memoria de las víctimas y con los objetivos y el espíritu de la Ley Foral de Memoria Histórica”, han subrayado desde la coalición formada por IUN y Batzarre.

En este sentido Izquierda-Ezkerra ha denunciado que recientemente se ha renovado el Consejo Asesor del Museo del Carlismo ubicado en Estella. Entre los colectivos participantes se encuentra la Comunión Tradicionalista Carlista que en el artículo 1º de sus estatutos denomina al golpe de estado franquista del 18 de julio como Cruzada, cuestión esta que casa mal con la política sobre la memoria histórica que está llevando a cabo, acertadamente, el Gobierno de Navarra.

Aunque referido al ámbito educativo, la Ley Foral 33/2013, de 26 de noviembre, de reconocimiento y reparación moral de las ciudadanas y ciudadanos navarros asesinados y víctimas de la represión a raíz del golpe militar de 1936 en su artículo 14 afirma que “el Departamento competente en materia de educación procederá a revisar los textos escolares con el fin de garantizar que estos ofrezcan información veraz, extensa y rigurosa sobre los acontecimientos ocurridos en Navarra durante la Guerra Civil y el franquismo”, artículo que no se cumple en el caso de este Museo, porque hay una ausencia de información sangrante sobre la participación de los Carlistas en los fusilamientos, en la represión de las mujeres, en el robo de tierras, en la humillación y en todo el movimiento franquista de los primeros años de la Guerra Civil.

Desde Izquierda-Ezkerra han manifestado que “se pasa de puntillas sobre hechos relevantes que todavía hoy la sociedad navarra está superando, por eso cuando hablamos de memoria transversal, estamos hablando de que no se puede homenajear a los asesinados por el Carlismo, mientras que se permite un museo como este, ni mucho menos pueden formar parte del Consejo Asesor organizaciones y personas que justifican el golpe de estado”.

Frente a ello Izquierda-Ezkerra propone que en el citado Consejo Asesor participen las víctimas del Carlismo, a través de las asociaciones de familiares existentes, y se revisen los contenidos del Museo relativos al periodo 1931-1939 en base al trabajo que está llevando el Fondo Documental de la UPNA.

“Somos conscientes de que la historia del Carlismo es larga, pero no podemos ensalzar ni edulcorar a una organización que, como se ha dicho, fue protagonista de primera fila de las ejecuciones y de la represión trágica que sufrió esta tierra”.

Para todo ello la coalición de izquierdas ha registrado una pregunta dirigida la Consejera de Cultura que deberá responder en el pleno del Parlamento de Navarra.

Anuncios