elmundo

El Mundo (Madrid)

27/09/2016

Conxa Rodríguez

La rama Borbón-Parma procedente de Carlos Hugo ha celebrado el bautizo del pretendiente a príncipe de Asturias, el pequeño Carlos Enrique

 Al bautizo carlista acudió la familia real holandesa al completo, los reyes y sus tres hijas, Amalia, Alexia y Ariane

La dinastía carlista -la rama Borbón Parma procedente de Carlos Hugo y la princesa Irene de Holanda- ha celebrado el bautizo del pretendiente a príncipe de Asturias, el pequeño Carlos Enrique, nacido el pasado mes de abril en La Haya, hijo del príncipe (al menos de título holandés) Carlos y de la princesa Annemarie. El bautizo iba a celebrarse, inicialmente, en Barcelona, sin embargo, obstáculos de distinta índole lo impidieron. El evento fue trasladado a Parma (Italia), donde está enterrado Carlos Hugo. El rey Guillermo de Holanda, primo del padre del bautizado, fue uno de los padrinos del “otro” príncipe de Asturias y María de las Nieves de Borbón Parma, hermana del fallecido Carlos Hugo, fue una de las madrinas.

Al bautizo carlista acudió la familia real holandesa al completo, los reyes y sus tres hijas, Amalia, Alexia y Ariane. Puesto que no fue posible bautizar al pretendiente carlista en Barcelona, donde residía Carlos Hugo hasta su fallecimiento en el 2010, el bebé será presentado a sus seguidores españoles en la Ciudad Condal el próximo día 8 de octubre en el trascurso de una misa que se oficiará en el monasterio de Santa Ana. Después del acto religioso, se celebrará una ceremonia de la Real Orden de la Legitimidad Proscrita en la que se nombrarán nuevos Caballeros y Damas.

Una familia de mujeres

El pequeño Carlos Enrique es el tercer hijo de los príncipes Carlos y Annemarie quienes tienen dos hijas, Luisa Irene, nacida en el 2012, y Cecilia María, en 2013. En la dinastía carlista, fundada en 1833 por el susodicho Carlos V, el varón todavía es el receptor de los derechos dinásticos, con lo cual el pequeñoCarlos Enrique es el heredero a pretendiente del trono español. Al igual que en la rama holandesa, en la dinastía carlista dominan las mujeres, puesto que los cuatro hijos (Carlos, Margarita, Jaime y Carolina) de Carlos Hugo e Irene de Holanda han tenido más niñas que niños. El príncipe Jaime, actual embajador holandés en el Vaticano, y su esposa Victoria son padres de dos niñas, la última, Gloria Irene, bautizada hace tan sólo unas semanas. Las princesas Margarita y Carolina son también madres de niñas.

El bautizo del “otro” príncipe de Asturias, celebrado en la iglesia de Santa María de la Steccata, fue oficiado por el obispo de Parma, Enrico Solmi, y contó con la presencia de la princesa Irene, abuela del bebé, de inmejorable aspecto. La princesa Annemarie, madre del bautizado, es periodista y trabaja para la televisiónholandesa. El príncipe Carlos preside un consorcio de empresas de energías renovables y se ha convertido en una autoridad en Europa en el campo de las energías alternativas y su impacto en el medio ambiente.

Anuncios