rego

S.A.R. Doña María Teresa de Borbón-Parma
Puente La Reina (Navarra) Maio, 2016

Querida y admirada Doña María Teresa:

Mis ochenta y cuatro años me pasan factura y me veo imposibilitado de asistir, como sería mi deseo, a los actos que en conmemoración del Montejurra de 1976 -40 años ya de aquella desdichada fecha-, en el que mi hijo mayor Manuel (q.e.p.d.), y yo fuimos detenidos por la Guardia Civil, y estuvimos, junto a otros pocos compañeros, en el cochambroso calabozo de la Benemérita en Estella.

A mí, querida Doña María Teresa, me colocaron la boina roja cuando tenía cuatro años y aún la conservo. He tratado siempre, y S.A. lo sabe, ser leal a la Dinastía Legítima, a Don Javier y Don Carlos Hugo, siguiendo siempre las instrucciones y la doctrina que defendimos y todavía defendemos, ahora con S.M. Don Carlos Javier.

Deseo que estas pocas líneas sirvan para sumarse de todo corazón a quienes hoy acompañan a V.A., y al recuerdo de los compañeros Aniano y Ricardo, que dejaron su vida para defender la Libertad y nuestros ideales.

Que Dios la bendiga a V.A. y a toda la Dinastía, así como a quienes hoy la acompañan en esos tan justamente merecidos homenajes, quedando como siempre a sus órdenes y a las del Rey que hoy felizmente nos representa, y pido que todos los que la acompañan en ese almuerzo griten con toda la fuerza de los pulmones y del alma:

¡Viva Doña María Teresa! ¡Viva el Rey Carlos Javier!

Cordialmente me despido como siempre. Un saludo para Ud. y para quienes la acompañan.

Manuel Rego Nieto

Anuncios