vazquezdemella

Adiante Galicia

13/01/2016

Septiembre de 1916. Vázquez de Mella:”Las regiones son los afluentes, y la nación, el río, aquellos pueden existir sin río, pero este no puede vivir sin afluentes”.

Fiesta de la poesía en A Coruña

Mes de septiembre. Hace cien años. En el Teatro Rosalía de Castro se organiza una fiesta poética en honor a la escritora padronesa. Un busto de Rosalía, flores, adornos y multitud de personas que revientan el auditorio. Tiempos convulsos. Un año en donde continuaba la Primera Guerra Mundial, y se iniciaba la Guerra de la Independencia de Irlanda.Habían surgido las primeras voces en defensa de la identidad gallega, con la creación de las Irmandades da Fala.

Varios oradores(casi todos en gallego) intercambiaron reflexiones regionalistas y versos de Rosalía. Hablaron el alcalde de A Coruña, Manuel Casas Fernández. El Marqués de Figueroa, Juan Bautista de Armada y el político Rafael María de Labra.

Vázquez de Mella:“Los poetas son los representantes del pueblo”

Todo normal hasta que subió al estrado Juan Vázquez de Mella, hijo de un militar de Boimorto y político carlista, caracterizado por una encendida oratoria, y que según la prensa fue interrumpido en varias ocasiones por el público.

 En su intervención afirmó que los verdaderos representantes de los pueblos eran los poetas, no los políticos: “Los nombres de los políticos los borra el tiempo, mientras que los nombres de los poetas se afirman y engrandecen con el pasar de los años” decía Vázquez de Mella, reivindicando la necesidad de que las regiones españolas acentuasen sus personalidades “evitando morir entre el polvo de la uniformidad”.

Afirmar la personalidad histórica de Galicia

El político tradicionalista justificó sus proclamas regionalistas:”Las regiones son los afluentes, y la nación, el río, aquellos pueden existir sin río, pero este no puede vivir sin afluentes”. Emplazó a la mujer ha tomar parte activa en la política y la solidaridad de Galicia con Cataluña o Asturias.Aunque defendió la unidad “gloriosa” de España, aprovechó para pedir que Galicia aprovechara el momento(septiembre de 1916) para afirmar su personalidad histórica.

Juan Vázquez de Mella acabó su discurso siendo muy aplaudido, como reflejan distintos diarios de la época. Incluso fue escoltado por numerosa gente hasta el hostal coruñés donde se hospedaba, teniendo que prolongar posteriormente su discurso en el balcón del establecimiento.

Anuncios